¿Qué puedo controlar?

Con la instalación de un sistema domótico se pueden controlar todos los aparato eléctricos y electrónicos de la vivienda. Las aplicaciones más comunes suelen ser: En relación con la seguridad: alarmas para fugas de gas, incendios, inundaciones, sistema anti intrusión mediante programación de escenarios.
El alumbrado se puede establecer un sistema para que las luces del exterior se enciendan cuando se va el sol, y se apaguen por la mañana. También sirven como medida disuasoria anti-intrusos, y para iluminar la entrada a la vivienda. Estos sistemas también sirven para el interior, y son una buena forma de ahorrar energía eléctrica.
La calefacción y la climatización se programaran de acuerdo a la temperatura ambiente para que se enciendan o se apaguen. Otra opción es programarlas para que estén encendidas antes de que lleguemos a nuestra casa y así encontrar un ambiente agradable. O realizar un encendido parcial.
El riego automático del jardín también se puede programar para no tener que ocuparnos personalmente.
Se puede controlar la apertura y cierre de persianas y toldos para poder aprovechar el calor del sol en invierno y evitarlo en verano.
Los electrodomésticos pueden también programarse mediante sistemas domóticos; por ejemplo, podemos hacer que el horno se encienda un rato antes de que lleguemos a casa para poder usarlo de inmediato.
La domótica nos ofrece la oportunidad de aprovechar la tecnología actual adaptada a la vivienda. Creando un valor añadido a nuestra vivienda.